05 agosto 2012

Fragmentaria de un tiempo que ya pasó

"Fragmentos". Collage sobre cartulina. Autor: Xabier Pérez



Estoy de veras solo.

Me siento desvalijado y como suspendido en el aire. El teléfono apretado en una mano.
Esta tarde hubiera querido poder enviar un mensaje a mi madre.
Recordaba esos soldados a punto de morir, buscando alguna parte de su cuerpo que ya no está.
Veo cine, y cada película alcanza mis lágrimas.
Siento ganas de escapar de aquí.
Detesto estos purgatorios del amor.
..............

Hay veces en que todo se resuelve en eso: un cuerpo al que abrazar, unos labios que sabes que te esperan. Todo se diluye cuando esos otros ojos brillan con algún sonido, aroma, suceso o pensamiento que te incumbe. Así, el misterio del Universo queda reducido a unos límites casi fisiológicos, locales. Un cuerpo puede ser entonces una ambulancia medicalizada que surgiera inesperadamente en mitad de una catástrofe. Una salvación urgente.
..........

Esas melodías de la radio cuando era niño, cuando el mañana era un infinito espacio abierto.
.........

¿Que cómo me encuentro? No lo sé; ni siquiera tengo fuerzas para hablar de eso ahora. Pero siempre puedes abrir el frigorífico. Ultimamente soy incapaz de mantenerlo en orden.
..........

Miro los árboles desde la ventana.
El invierno se anuncia largo.
Vivo rodeado de un silencio de electrodomésticos.
Aún huele el incienso.
Las nubes en ese cuadro.
Lloverá pronto.
Las nubes mordiendo la luz.
Paciencia.
Cielo azul.
Voy a dormir un poco.
¿Dormir?
Mis ropas secándose al sol, bajo el manzano.
..........

Deterioro.
Extrañeza.
Cierta lejanía.
Cariño.
Abismo.
Un camino estrecho y un muro al fondo.
La oscuridad sobre nosotros.
El comienzo del delirio.
Es tremendo. Un amigo hecho peligro.
La mente como un arma que apunta sobre nosotros mismos.
Querido amigo Javi.
.......

Encontré una carta.
No podía dejarla allí,
en el suelo.
Era un trozo de vida que la gente pisoteaba al pasar.
Tuve las banderas en mis manos.
Tesoros que me fueron arrebatados.
Mantén tus deseos a raya, te aconsejan; te advierten, acaso.
Pero fui yo quien las levantó, cuando ya todos las daban por perdidas.
Por eso las busco.
Aún.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa soledad que tanto duele, pero a la que uno se acaba aferrando.
Bonito, profundo y triste.
Mucho ánimo amigo?

Xabier Pérez dijo...

La soledad como un lugar sin excusas; donde uno es devorado por sus propios ojos.

Gracias por tu comentario. Un saludo. :-)

abril dijo...

“All great and precious things are lonely.”
― John Steinbeck, East of Eden

abril dijo...

“If you're lonely when you're alone, you're in bad company.”
― Jean-Paul Sartre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...